PULGAS

Las pulgas son insectos parásitos muy pequeños, ágiles y de color oscuro. Se alimentan de sangre y habitualmente se pueden encontrar en animales o en el entorno humano. Existen varias clases de pulgas, pero las que más habituales son la pulga del gato y la pulga del perro. Estas dos clases de pulgas pueden anidar en ambas especies.

Tener una plaga de pulgas en casa es molesto e irritante. La pulga se desplaza a cualquier zona, siempre y cuando obtenga los componentes para sobrevivir. Además su cuerpo le permite desplazarse saltando a gran distancia conforme su tamaño, así que conseguirá ampliar la infestación de la plaga en una vivienda, en un plazo de tiempo no muy elevado.

La entrada de pulgas en una vivienda puede darse de varias formas, pero la más habitual es el contagio a través de nuestros animales de compañía. La pulga puede captar su huésped en el exterior, ya sea por contacto de otro animal o por el propio lugar infestado. La pulga se reproduce y puede depositar sus huevos en el animal, a su vez, éste, en movimiento trasladarlos a otros lugares. Los huevos no contienen ningún tipo de adherente, con lo cual, pueden caer en suelos, alfombras, muebles, etc.

Ciclo biológico de las pulgas

La primera fase de la pulga, tras la eclosión del huevo es la larva. Esta se alimentará de materia orgánica para cubrir sus necesidades y se ocultará en lugares seguros y húmedos.

Cuando la larva está preparada se convierte en pupa, y comenzará su metamorfosis. Esta fase es, posiblemente, la más complicada, ya que si las condiciones del ambiente nos son adecuadas o no existe ningún estímulo de animales o personas, pueden permanecer en su recubrimiento ocultas sin eclosionar, durante meses. De forma habitual, pueden eclosionar en una o dos semanas.

Al finalizar la metamorfosis, aparece el insecto adulto o pupa adulta. Estos se alimentarán de sangre y comenzarán la reproducción en un día aproximadamente.

Eliminar una plaga de pulgas en una vivienda o negocio es difícil, debido a su biología y su complejidad, podríamos decir que está establecida en la lista de las más complicadas. Eliminar una plaga de pulgas utilizando remedios domésticos no suele resultar una solución eficaz. Recomendamos la contratación de un profesional en el control de plagas para erradicar pulgas.

Recomendaciones

A continuación indicamos algunas recomendaciones que se deben utilizar para evitar una plaga de pulgas en el hogar.

  • Si tenemos animales domésticos, es necesario controlar el contacto y la infestación de plagas de pulgas tratándolo con productos especiales o pipetas anti pulgas.
  • Mantener controlada la cama del animal o zona donde suele dormir. El lavado frecuente de material textil puede evitar una propagación.
  • La aspiración continua de las zonas frecuentadas por el animal o animales, también puede frenar una infestación de pulgas.

Si cree que tiene plaga de pulgas en su vivienda, no dude en ponerse en contacto.

©2019 aviso legal · propiedad industrial e intelectual · denor control de plagas, s.l.